La música como elemento transmedia

La música ha sido desde siempre un elemento transmedia. Un film, un spot, un producto audiovisual, ha tenido una continuación en la propia música, que es escuchada al margen del producto, pero que alberga el contenido del mismo producto.

Un proyecto educativo, por ejemplo, puede despegarse en videos, libros, fotografías, canciones, reforzando un discurso unitario, pero comercializable en cada una de sus partes.